fbpx

CONSEJOS BÁSICOS PARA MOVER CARGAS CON LA CARRETILLA

Hoy volvemos a la carga con otra entrega de este pequeño “manual de supervivencia” para carretilleros novatos. Ya habíamos visto la importancia de conocer la capacidad de carga de la carretilla, gracias al diagrama de cargas de la máquina, pero eso no es lo único que debemos de tener en cuenta al maniobrar con nuestra máquina llevando mercancías.

Vamos a ver algunas cosas básicas, que podrán orientarte si por desgracia no te han formado adecuadamente, te has sacado un curso online o si eres de los que van de autodidacta por la vida y crees que todo se aprende con prueba y error, aunque en este último caso puede ocurrir que tu primer error sea el último:

  • Colocación de la carretilla para movilizar la carga: Enfila la carrerilla perpendicular a la carga, ten el mástil vertical con respecto al suelo, y recuerda que cuando vas a por la carga, si entras recto debes salir recto, es decir, lo último que tienes que tocar es el volante ya que si modificas la dirección, es posible, que las uñas toquen los tacos del palet y acabarás arrastrándolo. Por otra parte, si tienes las uñas muy inclinadas hacia adelante o hacia atrás puedes trillar el palet contra el suelo o contra el estante u otra carga y los arrastrarás, lo que puede ocasionar daños en la carga, en el estante o en el suelo. Vigila que la carga quede centrada en las uñas y que no haya nada que se pueda caer de la misma. Además, debes llevar el mástil inclinado hacia la carretilla para mejorar la estabilidad de la máquina e impedir que la carga pueda salir disparada en una maniobra brusca. Por otro lado deja las uñas a unos 10 a 20 cms del suelo mientras circulas.

 

  • Tipos de cargas a movilizar: Si es una carga larga, procura que quede bien repartida sobre las uñas, para que no se desequilibre y vigila tu perímetro para no chocar con nada ni con nadie. En caso de ser una carga que se pueda deslizar recuerda, como siempre, llevar el mástil hacia ti, y si es necesario asegúrala con algún elemento como eslingas o cuerdas o vete marcha atrás. Si es un GRG (Gran Recipiente a Granel), es decir, uno de esos grandes bidones de fluidos que pueden llevar hasta 1000 litros, ten en cuenta que si va medio lleno puede afectar a la estabilidad de la máquina en los giros o al ser elevado.

 

  • La carga siempre baja: Solo cuando vayas a dejar la carga apilada podrás elevar el mástil, pues de otro modo la carga puede desestabilizar la carretilla y volcarla debido a giros, frenazos o imperfecciones del terreno. Si la carga te impide ver recuerda ir marcha atrás.

 

  • Recuerda la capacidad máxima de la máquina: Una cosa es lo que puedes llevar a ras de suelo y otra cosa es lo que puedes elevar en altura con el mástil, por lo cual nunca olvides tener claros los datos del diagrama de cargas de la máquina. Si notas que la máquina se levanta de atrás es que no puede con el peso y en ningún modo podrás contrapesarla ni con peso extra, ni con compañeros sentados detrás, ni con otra máquina que ponga sus uñas sobre el contrapeso de la tuya. O reduces la carga o vas a necesitar una máquina más grande.

 

  • Carga y descarga de camiones: Es fundamental que el camión esté frenado y totalmente inmovilizado, si es posible con el conductor fuera y sin llaves en el contacto, sobre todo en el caso que debas acceder con tu carretilla al interior del camión, ya que se puede separar del muelle de carga y dejar un hueco donde las ruedas de la carretilla se puedan atascar y hacerla volcar. En caso de carga o descarga por el lateral, el camión debe estar igualmente bloqueado y nadie en las inmediaciones de la carretilla para evitar que si la carga cae, pueda golpear o aplastar a una persona. Recuerda usar la bocina o las luces en zonas donde no haya buena visibilidad para alertar a peatones despistados. Además ten en cuenta, que al movilizar la carga la suspensión del camión se verá afectada y por lo tanto puede hacer que la superficie del remolque suba o baje con la carga.

 

  • Movilización carga en estantes: Enfila el estante con la carretilla recta, comprueba que esté en buen estado, para dejar la carga y vigila que no haya otras mercancías que puedan caer o dificultar la maniobra y que, por supuesto, no haya nadie en los alrededores. Eleva el mástil, colócalo perpendicular al suelo (ten en cuenta si hay algo de pendiente), vigila que la placa portauñas no golpee con nada al elevar el mástil y poco a poco avanza la carretilla. Al dejar la carga las uñas tienen que estar paralelas con la superficie del estante, ya que de otra manera, trillarían el palet y lo podrían arrastrar al retroceder y hacer que se caiga del estante. Si la estantería es muy elevada es una maniobra compleja ya que la visibilidad será muy reducida o nula y dependerás de tu instinto y tu oído.

 

  • Circulando por rampas: Si subes una rampa, recuerda adaptar la altura e inclinación de las uñas a medida que subes por ella. Si llevas carga subiendo si no ves pide ayuda para que te guíen. Si bajas la rampa puede ser buena idea bajarla marcha atrás para que no tome demasiada velocidad, si llevas carga no bajes de frente ya que si frenas se puede escapar la carga.

 

Recuerda no te olvides de hacer un curso de calidad,  de acuerdo a la normativa para que así estés formado, informado de los riesgos por tu empresa y autorizado para el uso de la carretilla.

 

Fuente artículo: Damián Cuadrado Rodríguez | laboticadelconsultor.wordpress.com

Solicitud de más información